Psicosíntomas y síntomas reales de embarazo


Como ya comenté en mi entrada anterior, hubo un momento que estuve embarazada, hubo un momento en el cual pude percibir los auténticos síntomas de embarazo,esos síntomas en mi caso fueron un estreñimiento y malestar estomacal a una semana aproximadamente de la regla, cosa rarísima en mi, pues soy de las que van al baño a diario sin necesidad de ninguna ayuda. A ese estreñimiento se le añadió un dolor de barriga- ovario bastante agudo a los 8-9 días post ovulación que duró escasamente pero que de tal intensidad hizo que me estremeciese sentada en mi silla de la oficina, y malestar estomacal en general, gases y dolores a ratos de barriga, y no hubo más, quizás un leve mal humor, que yo achaqué al embarazo pero quizás era porque estaba aquella semana doblando y trabajando como una perra y hacía un calor de 1000 demonios, al igual que las tetas hinchadas y duras, que he comprobado el resto de meses que se me ponen igual siempre tras ovular,con esto de la búsqueda he descubierto que voy con tetas flácidas y sin gracia 15 días al mes y tetas turgentes y duronas otros 15.

En resumen puedo decir que en mi caso, ya que cada mujer es un mundo, los únicos síntomas fueron estreñimiento y malestar estomacal a ratos con pinchazo llamativo a los 8-9 días post-ovulación, que yo achaco a la implantación.

Lo curioso es que a pesar de haberlo sentido en mis carnes no hace mucho, sigo empeñada en ver síntomas de embarazo por todos lados, no debe ser bueno ni sano estar tan atenta a todos y cada uno de los cambios que experimenta el cuerpo, cualquier dolor ovárico, cualquier mareillo, cualquier olor..ya nos hace estar convencidas que estamos embarazadas, yo llegué a estar segura de ello el mes pasado y el anterior, segurísima, las tetis hinchadas, el dolor de ovarios, los mareos, el cansancio.. Estaba claro, estaba embarazadísima, me hacía uno y mil test de embarazo y me pasaba horas mirando el test a contraluz, con la luz del móvil, creo que de tanto mirarlo llegué a ver sombras que me decían “lo ves? Estás embarazada. Lo sabía!”, y que bajón cuando viene la regla, te sientes una estúpida, toda tu ilusión tirada por la borda, tus test de embarazo gastados, tus síntomas inventados, y llega un momento que te dices: se acabó, no más test, no más síntomas, estoy harta de no vivir esos 14 días que van de la ovulación-deberes a la llegada (o no) de la regla, quiero vivir, olvidarme del tema..pero ¿cómo se consigue?, yo lo intento, juro que lo intento, este mes rechazo mis síntomas, si noto algún mareo me digo a mi misma que seguro que es ansiedad por el ansia de saber, si me noto cansada lo achaco a que no he dormido bién, si me duelen los ovarios pienso que es normal en el periodo de fase lutea…pero a pesar de ello, y aunque lo intento no puedo quitarme de la cabeza el preguntarme si esta vez lo habré logrado.

Pero hay algo curioso en todo ésto, he comprobado este mes que al rechazar los síntomas, ellos solitos se van por donde vinieron, si antes me sentía mareada y yo lo achacaba a un embarazo seguro, el mareo se intensificaba, sin embargo, si lo rechazo, se va… Y si se va por donde vino, sólo hay una cosa que me queda clara, el día que no se vaya, que se quede tras yo rechazarlo, entonces quizás podré empezar a dudar que a lo mejor, que esta vez pueda ser que si…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s