No me pises que llevo chanclas


Y llegó de nuevo el calor, y con él, la hinchazón de píes, pero sólo de pies, los tobillos siguen más o menos en su sitio, y con ellos el gran descubrimiento de que sólo hay un tipo de zapatos en mi armario disponibles para mi; las chanclas. ¡Con lo que yo era madre mía! Y ahora me veo con un par de chanclas para todo, la piscina, la tarde, la noche, vestido, pantalón, falda, es curioso pues noto que muchísima gente al verme con mi inmensa barriga de 35 semanas y 5 días me mira de arriba a abajo, me examina y se detiene en mis pies, nunca fueron bonitos, siempre fueron anchotes, pero ahora son como dos enormes manoplas que parece que te van a comer, ganas me han dado de preguntarle a alguna descarada que es lo que mira cuando se detiene a observar mis pies, un chanclazo en la cara va a ir a la próxima.

image

Por la tarde me fui yo tan feliz a la piscina con mi bañador y mis chanclas, la tarde prometía relajada y feliz con mi librito y mis baños refrescantes, pero todo se quedó en un sueño, no contaba yo con mi enorme barriga y el hecho de que en la piscina no hay ni hamacas ni sillas y hay que sentarse obligatoriamente en el cesped, de repente me veo tal cual ballena con semejante barriga analizando el terreno para ver como me las apaño para sentarme en ese cesped medio desnivelado, al final visualizo una zona medio decente y estiro mi toalla tan pichi, me siento encima y saco mi libro, pero no hay manera, no hay postura que me haga estar cómoda, es insoportable…guardo el libro y decido que lo mejor es darme un baño, buuufff! Levantarse de allí es toda una estrategia de movimientos, al final lo consigo de la manera más ortopédica y a punto de caerme en un balanceo ballenil, pero estoy arriba, no pienso volver a sentarme en el cesped. Voy a darme un baño, otra vez veo obstáculos a mi paso, de toda la vida me ha gustado sentarme en el borde con los pies metidos en el agua, pero vuelve la mujer ballena a tener problemas, así que nada, por las escaleritas y pa,dentro. Empieza a cabrearme el tema piscina, estoy un rato en el agua y me salgo, no puedo estar sentada, la única opción que me ofrece es, o dentro del agua o de pie, hasta que descubro la piscina infantil, tiene unas escaleras de escalones normales para bajar y veo el paraíso ¡así si puedo!, y de hecho es así como paso el resto de la tarde, sentada cómodamente en las escaleras infantiles con los pies en remojo.

Me han dicho de comprarme una de esas sillas que lleva la gente, y yo me niego ¿motivo? No las veo nada estables y sé que voy a sufrir pensando que en cualquier momento la silla no va a ser capaz de aguantar mi peso de embarazada y acabará rota y echa añicos conmigo encima despatarrada tal cual ballena y muerta de vergüenza, y a mi me gusta disfrutar de la vida. Mujeres embarazadas del mundo ¿Cómo os las apañabais en las piscinas?

Ayer tuve que llevar mi orina para los análisis, y someterme a la desagradable maniobra del exudado rectal y vaginal, yo creía que la muestra la sacaba mi gine, pero no, directamente en el laboratorio una chica que no había visto en mi vida, lo cual me produjo una tensión que según la chica no era normal que me doliese ( ya estamos asustando), pues si que es molesto cuando te tensas y cierras aquello más de lo normal porque no quieres intrusos invadiendo tus partes más púdicas. La semana que viene llega intensa, lunes analista y eco doppler y martes visita con la ginecóloga. Empiezo a ponerme nerviosa, esto ya está a punto de caramelo…

34 semanas y la maleta para el hospital a punto de caramelo.


Increible lo rápido que ha pasado el tiempo y sigue pasando desde la semana 13 de embarazo, si me llegan a contar al principio del embarazo que tendría un final tan bueno y que se pasaría todo tan rápido no lo hubiese creido nunca.

Me encuentro bastante bien, con típicos achaques embaraciles, pero nada difíciles de llevar, lo más destacable son las manos dormidas por la noche, a lo cual ya me he acostumbrado (llevo asi desde la semana 20), y la incapacidad de dormir bien por la enorme barriga y la visita al baño de rigor de madrugada, de resto no me puedo quejar, no tengo calambres, ni dolor de espalda, durante el día no estoy excesivamente cansada y si algún día lo estoy me echo mi siesta después de comer y listo, de repente he empezado a poder respirar bien (hubo unas semanas que me ahogaba si comía mucho o me acostaba) y los pies hinchados parecen que han dado una tregua con la bajada de temperaturas y el drenaqua que me ha mandado la ginecóloga para la retención de liquidos.

Lo que si que ha empezado a aumentar bastante son las contracciones, se me pone el estómago duro como una piedra, sobre todo si hago algún esfuerzo o camino, varias veces al día y por la noche, y voy muchísimo al baño no a hacer no pipí sino popó, no es diarrea, pero si una facilidad esfinter-anal que me tiene mosca, decir que no he tenido ni un solo episodio de extreñimiento en el embarazo, he ido diariamente durante todo mi embarazo.

Y los kilos! Curiosa manera de subir, llevo 12 kilos en total, lo cual no está nada mal, pero subidos de una manera muuuy rara, 5 kilos primer trimestre, 5 kilos segundo trimestre y este tercer trimestre sólo llevo 2 kilos en 6 semanas. He leido que no es raro pues nos llenamos antes, con el estómago ahí el pobre encogido y relegado a otro lugar debido a nuestro barrigón, quizás también es debido a que he empezado a comer mucho más sano y se debe notar…

LA MALETA DEL HOSPITAL

Esa maleta que tanto quebradero de cabeza nos da a las primerizas, esa maleta que en nuestras primeras búsquedas por internet para saber que llevar queremos morir de tanta información y tanta cosa que no sabemos ni pa lo que es, esa maleta que cuando nos disponemos a comprar nos queremos caer del susto de lo carísimas que son (aprovechándose de las embarazadas). Esa maleta es la que por fin y a falta de una bata para el hospital, un par de camisones y bragas de algodón, ya está casi preparada, y digo casi, porque no he sido capaz de meter las cosas en las maletas, es como si el hecho de meterlas fuese como decir “ya está, ya vas a dar a luz” y aun no quiero, por eso lo retraso, alli está todo listo, pero sin meter…miedo me da ponerme de parto y tener que ir corriendo y sea maridín quien tenga que meter las cosas, me imagino tal desastre que ya mañana la hago y explico lo que lleva dentro con sus respectivas fotos. Me voy pitando al centro comercial a por mis camisones y mi súper bata..

Como vestir a un bebé y Body up mebby


Empieza la cuenta atrás y con ella la locura por tenerlo todo preparado. Tras días y semanas de compras y horas enfrascada en lecturas para ponerme al día en todo lo que a un recién nacido se refiere, una se siente aliviada al comprobar que ya lo tiene casi todo; cuna, minicuna, grupo cero, cuco, hamaca, bañera, sabanas, arrullos, taoallas, ropa, bodys, pijamas… Sólo nos falta la parafarmacia ( pañales, toallitas, cremitas, champús…) la cual será comprada esta semana tras haber elaborado su correspondiente lista.

Me siento hasta más liviana tras tenerlo todo controlado, limpio y colocado, pero de repente entra una nueva duda ¿y cómo visto a un bebé? ¿Por qué tanto body? ¿los bebés llevan siempre bodys? ¿Qué le pongo a mi niña debajo de un vestidito de verano? ¿ cómo vestir a un bebé que nace a finales del tan caluroso mes de julio madrileño? Me entran de nuevos los agobios, las dudas y el miedo y venga tarde de domingo navegando en internet entre todo el mundo textil infantil y me entero que si, que los niños recien nacidos llevan siempre bodys y muchísimos consejos más, me encantó el blog de una chica llamado 39 semanas, en el cual tiene varias entradas al respecto, os dejo el enlace a una de estas entradas, donde explica muy bien y despeja muchas dudas a madres primerizas;

http://www.39semanas.com/2014/05/vestir-un-bebe.html

Tras seguir navegando me encontré con el body maravilla, se llama mebby body up, es un body un poco más caro de lo normal, pero tiene multiples ventajas.

image

PORQUE BODY UP DE MEBBY ES UNO DE LAS MEJORES PRENDAS DE BEBE

Mebby Body up protege de modo natural la piel de tu bebé; es realizado con un tejido hi-tech de nueva generación que aplica las últimas tecnologías
textiles desarrolladas en el deporte y en la medicina a los requerimientos de la
mamá y de su bebé.
El tejido de Body up contiene iones de plata que garantizan una delicada y
natural protección de la piel. La plata es conocida desde siempre en medicina por su natural propiedad bacteriostática. La delicada protección de los iones de plata se mantiene inalterada incluso después de numerosos lavados.

10 RAZONES PORQUE COMPRAR BODY UP MEBBY

.Gracias a los iones de plata reduce la proliferación bacteriana, que es causa de enrojecimientos y malos olores.
.Gracias a los iones de plata reduce las alergias causadas por hongos y bacterias.
.Su elevada transpirabilidad lo hace ser cálido en invierno y fresco en verano.
.Carece de costuras laterales que pueden provocar enrojecimientos en la delicada piel del bebé.
.La particular elaboración del tejido lo hace extraordinariamente suave y elástico, capaz de adaptarse a todos los movimientos del bebé y de acompañarlo en el crecimiento, desde la cuna hastaque comienza a dar sus primeros pasos de modo autónomo.
.Gracias a su sorprendente elasticidad, introducir cabeza, piernas y brazos es….¡un juego de niños
.Se lava a 30 grados, se seca en un momento y ¡no se plancha!
.Gracias a su extraordinaria elasticidad y resistencia, dura en el tiempo y crece con el bebé. El único body que con talla única es capaz de vestir bebés de ¡¡0 a 3 años!!
.Multitud de colores para elegir
.Calidad Mebby

image

¿Alguien conocía este body? ¿Creéis que merece realmente la pena? A mi me llama realmente la atención por la característica de que mantiene el frescor en verano, ya que es algo que me tiene bastante preocupada…