34 semanas y la maleta para el hospital a punto de caramelo.


Increible lo rápido que ha pasado el tiempo y sigue pasando desde la semana 13 de embarazo, si me llegan a contar al principio del embarazo que tendría un final tan bueno y que se pasaría todo tan rápido no lo hubiese creido nunca.

Me encuentro bastante bien, con típicos achaques embaraciles, pero nada difíciles de llevar, lo más destacable son las manos dormidas por la noche, a lo cual ya me he acostumbrado (llevo asi desde la semana 20), y la incapacidad de dormir bien por la enorme barriga y la visita al baño de rigor de madrugada, de resto no me puedo quejar, no tengo calambres, ni dolor de espalda, durante el día no estoy excesivamente cansada y si algún día lo estoy me echo mi siesta después de comer y listo, de repente he empezado a poder respirar bien (hubo unas semanas que me ahogaba si comía mucho o me acostaba) y los pies hinchados parecen que han dado una tregua con la bajada de temperaturas y el drenaqua que me ha mandado la ginecóloga para la retención de liquidos.

Lo que si que ha empezado a aumentar bastante son las contracciones, se me pone el estómago duro como una piedra, sobre todo si hago algún esfuerzo o camino, varias veces al día y por la noche, y voy muchísimo al baño no a hacer no pipí sino popó, no es diarrea, pero si una facilidad esfinter-anal que me tiene mosca, decir que no he tenido ni un solo episodio de extreñimiento en el embarazo, he ido diariamente durante todo mi embarazo.

Y los kilos! Curiosa manera de subir, llevo 12 kilos en total, lo cual no está nada mal, pero subidos de una manera muuuy rara, 5 kilos primer trimestre, 5 kilos segundo trimestre y este tercer trimestre sólo llevo 2 kilos en 6 semanas. He leido que no es raro pues nos llenamos antes, con el estómago ahí el pobre encogido y relegado a otro lugar debido a nuestro barrigón, quizás también es debido a que he empezado a comer mucho más sano y se debe notar…

LA MALETA DEL HOSPITAL

Esa maleta que tanto quebradero de cabeza nos da a las primerizas, esa maleta que en nuestras primeras búsquedas por internet para saber que llevar queremos morir de tanta información y tanta cosa que no sabemos ni pa lo que es, esa maleta que cuando nos disponemos a comprar nos queremos caer del susto de lo carísimas que son (aprovechándose de las embarazadas). Esa maleta es la que por fin y a falta de una bata para el hospital, un par de camisones y bragas de algodón, ya está casi preparada, y digo casi, porque no he sido capaz de meter las cosas en las maletas, es como si el hecho de meterlas fuese como decir “ya está, ya vas a dar a luz” y aun no quiero, por eso lo retraso, alli está todo listo, pero sin meter…miedo me da ponerme de parto y tener que ir corriendo y sea maridín quien tenga que meter las cosas, me imagino tal desastre que ya mañana la hago y explico lo que lleva dentro con sus respectivas fotos. Me voy pitando al centro comercial a por mis camisones y mi súper bata..

Anuncios

10 comentarios en “34 semanas y la maleta para el hospital a punto de caramelo.

  1. ¡Ya no te queda nada! Aprovecha que ahora pasa el tiempo despacio, aunque no te lo parezca. Me alegro que todo vaya tan bien. Al final la bolsa tienes que llenarla de cosas que realmente vas a usar, que no es tanto. Al hospital se va un par de días, no un mes. Eso es difícil de asimilar en el primer parto, jejeje. Y lo de buscar en internet información a veces es contraproducente, ya lo has podido ver tú… Besitos!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Ya casi estás! jeje Ostras que suerte, espero tener un embarazo bueno cuando pase las 13 semanas, como el tuyo porque leo de cada cual que pienso “pobre, espero que no me pase a mi”. te queda nada y menos! Tu a terminar la maleta que luego igual tardas todavía 5 semanas mas pero por si las moscas 😄 Besos!

    Le gusta a 1 persona

  3. Ay que poquito ya! Lo de la maleta es una tontería porque realmente no la necesitas hasta que casi has parido. Yo la dejé preparada, pero luego me puse de parto antes de tiempo, por lo que fui sin ella, y me la llevaron después. Sin problema, no necesité nada de ella, lo importante lo llevaba en el bolso y en la barriga jaja. Eso si, la cartilla del embarazo y tu documentación llévalos siempre encima en un bolso por si te pilla en cualquier parte.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s